¿NECESITAS AYUDA CON TU HOSTING? Contáctanos :

Síguenos

Protege tu información del ransomware con estos simples consejos

Protege tu información del ransomware con estos simples consejos

He aquí los mejores consejos que los expertos de INC pueden darte para proteger tu información del ransomware.

Ransomware es un tipo de malware que impide o limita el acceso de los usuarios a su sistema. Este tipo de malware obliga a sus víctimas a pagar el rescate a través de ciertos métodos de pago en línea con el fin de restaurar el acceso a sus sistemas, o para obtener nuevos datos de acceso.

Ransomware puede ser descargado por los usuarios involuntariamente, cuando éstos visitan sitios web maliciosos o poco seguros. También puede ser ejecutado en un equipo en una descarga, ya sea descargado por otro malware o por el mismo usuario por error. Otros ransomware se entregan como archivos adjuntos de correo electrónico, por lo general correos basura.

Una vez ejecutado en el sistema, un ransomware puede: ya sea (1) bloquear la pantalla del ordenador o (2) cifrar archivos predeterminados con una contraseña.

En el primer escenario, un ransomware muestra una imagen de pantalla completa o notificación, lo que impide a las víctimas utilizar su computador. Esta pantalla también proporciona instrucciones sobre cómo los usuarios pueden pagar el rescate.

El segundo tipo de ransomware cifra los archivos incluyendo documentos de texto, hojas de cálculo, fotos y otros archivos importantes.

Los ciberdelincuentes detrás de estos ransomware hacen uso de métodos de pago en línea como una forma para que los usuarios paguen el rescate. Sin embargo, pagar el rescate no garantiza que el cibercriminal rescupere tu sistema o datos de archivos.

¿Cómo puedes prevenir una infección ransomware?

#1 Comprueba siempre que el remitente de correo electrónico

Si el correo electrónico se supone que proviene de un banco, verificar con su banco si el mensaje es legítimo. Si el correo electrónico procediera de un contacto personal, confirmar si su contacto envió el mensaje. No confíes  únicamente ciegamente en la relación amistosa o familiar, esa persona también puede ser una víctima de los spammers.

#2 Comprueba el contenido del mensaje

Seguramente hay errores obvios  o discrepancias en el contenido que se pueden detectar. Por ejemplo, si tu banco o un amigo afirman que te han enviado algo, trata de verificar el motivo y el envío del correo electrónico. También lee con detenimiento a veces, los mensajes contaminados utilizar otros señuelos de ingeniería social para convencer a los usuarios de abrir el mensaje, nos referimos  a mensajes de alguna red social, boletín informativo, entre otros.

#3 Abstenerse de hacer clic en enlaces de correo electrónico

Esta acción debe evitarse la mayor cantidad de veces posibles. Es más seguro visitar el sitio web mencionado en el correo electrónico directamente. Si obligatoriamente tienes que hacer clic en uno de los enlaces de correo electrónico, asegúrate  de que tu navegador utiliza la reputación web para comprobar  la reputación del enlace con cualquier aplicación gratuita en línea.

#4 Asegúrate siempre de que el software anti ransomware esté al día

Actualmente no hay ninguna ransomware conocido que pueda vulnerar un antivirus, pero no se puede descartar esta posibilidad en el futuro. La actualización regular de este tipo de software proporciona otra capa de seguridad contra muchos ataques.

#5 Realiza copia de seguridad de datos

Una de las mejores prácticas para evitar este tipo de cosas es realizar copias de seguridad periódicamente. El mejor principio de seguridad que te podemos recomendar es 3-2-1: tres ejemplares, dos medios diferentes, una ubicación separada. De esta manera también podrás mantener tu información segura.

Compartir

C O N T A C T O
+562 2840 1940